Un local para mi franquicia (II)

No obstante, el consumo en los centros comerciales sigue aumentando. Así lo demuestra el estudio “Los Centros Comerciales en España durante 2008. Análisis, Evolución y Oportunidades en Tiempos de Crisis” de la Asociación Española de Centros Comerciales.

Así, en 2008 se vendieron más de 40.650 millones de euros en las grandes superficies, cifra que supuso un aumento del 5,4% con respecto al año anterior. Este crecimiento del consumo vino provocado por la mayor asistencia a los centros. En total, un 8% más, lo que representa 1.730 millones de visitas durante el ejercicio pasado.

Más visitantes, pero también mayor competencia, ya que sólo en 2008 se abrieron en España 30 centros.

Ante estos números,  el franquiciado se puede sentir atraído por la opción de montar su negocio en una gran superficie. No obstante, no debe descartar sin más las calles comerciales. Éstas, al igual que los centros, presentan ventajas:

– Mayor cercanía con el consumidor final, que no requiere de vehículo para comprar.

– Los horarios suelen ser más limitados que en los centros, lo que reduce la necesidad de contratación de mano de obra.

– El alquiler puede ser alto (dependiendo de la zona) pero en la mayoría de los casos no supera la de las grandes superficies.

– Al cliente se le otorga mayor importancia, ya que las tiendas a pie de calle representan el comercio más tradicional.

– Las calles de paso a colegios, mercados, etc. favorecen la entrada del cliente a la tienda.

Y desventajas:

–   Las calles comerciales, por su horario, atraen menos público.

–  A pesar de que cada vez son más las acciones conjuntas de publicidad que el pequeño comercio lleva a cabo en conjunto, lo cierto es que las herramientas de márketing no se aprovechan de igual manera que en un gran centro.

– No todo modelo de negocio se adecua a la opción de tienda de calle. Un centro de ocio, por ejemplo, no tiene cabida en una vía comercial.

– Un entorno sucio, con vía de paso de vehículos y sin un servicio de limpieza municipal eficaz pueden deteriorar la imagen del establecimiento.

A pesar de todas estas pautas para elegir local, lo cierto es que en la mayoría de los casos es la propia central la que determina qué tipo de establecimiento es el adecuado para cada modelo de negocio. No obstante, es el franquiciado el que tiene la última palabra.

 María Gallego

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: