Quiero ser franquiciado (II)

El sector

Una vez descubiertas las virtudes para gestionar una franquicia, queda por determinar otro de los grandes puntos del proceso: el sector de actividad.

El tipo de actividad de la franquicia es una de las primeras decisiones que se han de tomar y también de las primeras que el franquiciado tiene claras. No obstante, el futuro asociado no se debe guiar sólo por sus gustos, sino que ha de dejar a un lado el corazón y guiarse por la razón. Dicho de otra manera, buscar resultados.

Al igual que ocurría con el autoanálisis del número anterior de Quiero ser franquiciado, para elegir la actividad de la franquicia, el candidato se debe plantear una serie de preguntas.

–          Es aconsejable realizar un estudio de mercado. Esto es, elaborar una lista con las franquicias que ya operan en el mercado, el número de establecimientos de cada una y el porcentaje de crecimiento que han experimentado en el último año. Esta información se puede extraer de noticias de las marcas, de portales especializados, de guías, etc.

–          Este informe debe contemplar la inversión media requerida por las marcas del sector. Una vez realizado este paso, el candidato comparará las cifras con la liquidez y financiación de la que dispone.

–          Si se trata o no de un sector con demanda. Esto se puede extraer de los datos anteriores. La alimentación es uno de los mercados que menos sufren los vaivenes económicos, pero también es el más caro, sobre todo si se atiende a la inversión necesaria para montar un supermercado.

–          La experiencia previa requerida, ya que en muchas marcas se precisan conocimientos previos, sobre todo en aquellas que operan en sectores especializados.

–          El gusto por la actividad. No debe ser el único punto a tener en cuenta, pero no se puede ignorar el gusto del candidato. Ya que el franquiciado se va a pasar una gran cantidad de tiempo gestionando el negocio, mejor si le agrada.

–          El éxito de la franquicia y su diferencia del resto de compañías que operan en el sector. Esto es fácil de comprobar. No sólo por lo conocida que sea, sino a través del contacto directo con los ya franquiciados.

–          El candidato debe estudiar el producto ofertado por la firma y si éste supera al de la competencia en precio y calidad. Además, el asociado ha de tener en cuenta si el artículo es estacional o, simplemente, es fruto de una moda pasajera. 

Información extraída de La franquicia paso a paso,
de Santiago Barbadillo de María

Próxima entrega: Elección de la franquicia

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: