La Cámara organiza el Primer Congreso de Comercio de la Comunidad de Madrid

logo_camara_madridEl evento se celebrará el 11 y 12 de noviembre en Caixaforum.

“El descalabro del consumo familiar y de la inversión está convirtiendo 2009 en el peor año de la historia económica de las últimas 8 décadas. De hecho, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), más de 5.200 comercios tuvieron que cerrar durante el año pasado y es evidente que estas cifras serán peores cuando finalice el presente año”, afirma el presidente de la Cámara de Comercio e Industria de Madrid, Salvador Santos Campano, quien considera además que “es necesario adoptar, cuanto antes, medidas urgentes encaminadas a paliar los efectos que la crisis está teniendo sobre el comercio”.

Dentro del continuo esfuerzo que realiza la entidad cameral madrileña por promover y consolidar el papel de los comercios en la región, y con el objetivo de debatir y estudiar las medidas necesarias para reactivar las ventas y el empleo en este sector, la Cámara de Comercio organizará el Primer Congreso de Comercio de la Comunidad de Madrid, que contará con la participación de las organizaciones empresariales más representativas de Madrid, diferentes expertos, así como con la estrecha colaboración del Gobierno regional.

El Congreso, que se celebrará los días 11 y 12 de noviembre de 2009 en Caixaforum, permitirá a los comerciantes de Madrid analizar muy de cerca, y mediante las ponencias que se presentarán, aspectos como la innovación, la calidad y la formación como elementos claves para hacer un comercio más competitivo, así como otros factores esenciales para su desarrollo, como la financiación y el consumo.

La Cámara, junto a las principales instituciones empresariales de la región, defiende una serie de acciones para impulsar y desarrollar la actividad comercial en la Comunidad de Madrid, que pasan por reducir las cargas administrativas y fiscales y las cotizaciones empresariales a la Seguridad Social, mejorar la unidad de mercado, potenciar los centros comerciales abiertos, impulsar medidas de apoyo financiero o fomentar el asociacionismo, la formación y la utilización de las nuevas tecnologías, entre otras medidas.

“Madrid puede presumir de ser una de las regiones comerciales más dinámicas de Europa”, asegura Santos Campano a la luz de las cifras del “Informe sobre el Comercio en la Comunidad de Madrid” presentado por CEIM (Confederación Empresarial de Madrid-CEOE) el mes pasado.

Según dicho informe, el comercio es uno de los sectores económicos más importantes de la región, tanto por la importancia de sus cifras económicas, como por su relevancia desde el punto de vista social. Representa un 8% del Producto Interior Bruto (PIB) regional y da empleo en torno a 265.000 personas, el 8,6% de la población ocupada. Además, el comercio madrileño suma, en conjunto, más de 62.000 empresas, con un volumen de negocio de casi 33.000 millones de euros al año, una cifra que representa el 15,9% del total de España.

La innovación, un medio para afrontar la crisis

El presidente de la Cámara subraya el esfuerzo que realiza la institución cameral por promover y favorecer la innovación, un elemento “muy necesario para combatir la crisis” al que se dedicará especial atención el 11 y 12 de noviembre en Caixaforum. “Los pequeños comerciantes –explica Santos Campano– deben concienciarse de que la innovación no está reservada sólo para los grandes grupos empresariales. Todos podemos y debemos aprovechar las nuevas tecnologías y las nuevas formas organizativas y de gestión”.

Para facilitarlo, recuerda Santos Campano, la Cámara de Madrid ofrece y gestiona ayudas directas a través del Plan de Fomento e Impulso del Pequeño Comercio (Ficoh) de la Comunidad de Madrid, a través del cual se han facilitado ya ayudas por valor de 6,4 millones de euros a 1.483 proyectos, lo que ha generado una inversión de 14,5 millones de euros en la región. “Sin olvidar el acuerdo con la Consejería de Economía y Hacienda, gracias al cual ofrecemos asistencia tecnológica integral a las pymes madrileñas, que incluye desde el asesoramiento para analizar soluciones de negocio personalizadas a la facturación digital”, añade.

Durante el Congreso también se le dedicará espacio a la formación, un aspecto al que la entidad cameral le dedica mucho esfuerzo a través de la Escuela de Comercio, con el objetivo de enseñar a vender y forjar unos profesionales capaces de ofrecer un servicio de la máxima calidad. “Es necesario apoyar y fomentar la formación de nuestros directivos y empleados, porque los conocimientos dan lugar, entre otras cosas, a nuevos proyectos, productos o servicios que dinamizan la economía”, comenta Santos Campano.

Millones de viajeros llegan a Madrid cada año para hacer compras

El comercio madrileño ha experimentado una extraordinaria transformación en la última década, como consecuencia de la fuerte expansión económica y demográfica, y de la creciente interacción económica y cultural de la Comunidad con el resto de España y del mundo. A raíz de ello, millones de viajeros llegan a Madrid cada año a hacer negocios y disfrutar de museos, espectáculos y restaurantes entre otros atractivos, aprovechando la ocasión para hacer compras. Entre los españoles que visitan la región, un porcentaje muy destacado afirma que el principal motivo de su viaje es acudir a los comercios de Madrid.

La oferta comercial de la región es muy variada. El 30% es comercio de alimentación, mientras que el 70% restante corresponde a comercio de no alimentación, en el que tienen una especial importancia la venta de artículos nuevos especializados, como ropa, calzado, muebles, electrodomésticos, ferreterías o libros.

Por zonas, el área metropolitana aglutina prácticamente el 90% de locales, un 58% en el municipio de Madrid y un 31% en la corona metropolitana. Uno de cada cuatro locales se sitúa en la almendra central (distritos Centro, Arganzuela, Retiro, Salamanca, Chamartín, Tetuán y Chamberí), mientras que la corona sur es la que cuenta con mayor número de locales fuera de Madrid capital, con un 15,8% (Alcorcón, Fuenlabrada, Getafe, Leganés, Móstoles, Parla y Pinto).

La Comunidad de Madrid cuenta con 17 grandes almacenes, 58 hipermercados, 121 centros comerciales, 54 mercados municipales, 295 galerías de alimentación y 2.482 autoservicios y supermercados, muestra de una población urbana que concentra cada vez más sus compras y las combina con momentos de ocio.

 Cámara de Comercio e Industria de Madrid

Anuncios

La franquicia, una gran oportunidad de negocio y liderazgo para la mujer emprendedora

La AEF explica porqué este modelo de negocio resulta idóneo para las mujeres.

El techo de cristal, o el espacio invisible que a las mujeres se les resiste para ascender en su carrera laboral, parece que en la franquicia desaparece. Y es que mientras en el mundo empresarial y según datos del INE sobre el primer trimestre de 2009, el número de mujeres empresarias sólo asciende al 27,6% -frente al 72,3% de los hombres-, no ocurre igual en las enseñas. Así lo cree la Asociación Española de Franquiciadores (AEF), para quien uno de los modelos de negocio menos arriesgados y por el que más está apostando la mujer es éste.. “Aunque todavía queda mucho camino por recorrer, es verdad que la presencia de mujeres al frente de una franquicia o en puestos directivos y de decisión es importante”, explica Xavier Vallhonrat, su Presidente.

Y es que la muestra de los casos en los que las mujeres emprendedoras han alcanzado el éxito al frente de una enseña, es tal y como asegura Vallhonrat, cada vez más larga: “Hay muchos ejemplos de mujeres de éxito en la franquicia: Inmaculada Almeida con Almeida Viajes, María Zamácola con Neck&Neck, Patricia Abril con McDonald’s, Rosa Clará con sus tiendas homónimas… y así podríamos mencionar muchas más. Las emprendedoras pueden llegar a alcanzar tanto o más éxito que los hombres, sólo que todavía están en un momento de crecimiento y expansión, pero es un ámbito en el que la mujer se desarrollará con grandes posibilidades de futuro”

Además, desde la AEF, consideran la franquicia como una gran oportunidad de negocio para la mujer emprendedora, “debido a que las mujeres suelen desarrollar grandes capacidades para las relaciones humanas, basadas en la comunicación y la búsqueda de consenso, cualidades que coinciden exactamente con aquellas que debe mostrar la persona que esté al frente de una franquicia”, añade Eduardo Abadía, Gerente de la AEF.

La capacidad de liderazgo y dirección de la mujer se pone de manifiesto sobremanera en el caso de la gestión de una franquicia, según palabras de Abadía: “Las mujeres en general destacan por su inteligencia emocional, el trato personalizado y el conocimiento y respeto a las personas que se encuentran bajo su dirección. Al gestionar un negocio propio se implican mucho más y consiguen grandes logros en lo que se proponen. En el ámbito de la franquicia no podían ser menos y así lo están demostrando continuamente. Saben que además de gestionar su propio negocio, de ellas depende en gran parte el éxito de sus franquiciados y eso las hace asumir todavía más responsabilidad y dedicación al negocio. Además tienden a su vez a franquiciar a otras mujeres, sobre todo en sectores como la estética o la infancia, con lo que el círculo se agranda cada vez más”

Así mismo la Asociación cree que no se trata únicamente de que el modelo de la franquicia triunfe y sea adecuado para la mujer como directiva, si no de que son muchas las franquicias ya existentes que prefieren a ésta para continuar con su expansión. “Muchos negocios están más orientados a la mujer y esto hace que desde la gerencia de la enseña, se busquen más mujeres que quieran convertirse en franquiciadas para seguir desarrollando el negocio. En estos casos suele ser el hombre el que queda relegado a un segundo plano”, recalca Abadía.

Otra de las claves por las que desde la AEF consideran que también la franquicia es un negocio idóneo para la mujer como franquiciada es por el hecho corroborado y constatado de su éxito. “Al tratarse de un modelo cuya viabilidad está probada, parte del trabajo viene ya hecho y pueden conseguir tanto formación como apoyo para el desarrollo del mismo, resulta muy adecuado para las emprendedoras, no sólo en sectores de clara presencia femenina, como la cosmética o la infancia, sino también en otros sectores en los que están penetrando las mujeres de forma decidida”, añade Vallhonrat.

Por todo ello la AEF está segura de que en los próximos años cada vez serán más las mujeres que se animen a probar la oportunidad de crear una enseña o de convertirse en franquiciada de una ya existente.:“Estamos convencidos de que crecerá el número de féminas que se plantearán esta posibilidad de negocio como una forma de autoemplearse o de tener resuelta su carrera profesional”, concluyen.

http://www.acceso.com/