Quiero ser franquiciado (V)

Contacto con el franquiciador. Recepción de la información.

Una vez se haya pedido la información a la central, queda esperar. En el tiempo de respuesta está también el grado de interés de la franquicia en su expansión. Una excesiva tardanza denota, entre otras cosas, desorganización y, por tanto, puede dejar de atraer al candidato.

Actualmente, la información suele llegar a través del correo electrónico, por lo que no existe justificación al abandono del candidato.

El interesado en la marca recibe, de manera habitual, un dossier de presentación con datos generales. Esta primera correspondencia no debe incluir, bajo ningún concepto, información confidencial relativa a pagos, contratos, etc., pero sí:

– Historia de la empresa y situación actual. Si se redacta, además, de una manera breve y sencilla, mejor.
– Número de asociados y establecimientos propios.
– Descripción detallada de la actividad, modelo de negocio y elemento diferenciador.
– Condiciones fundamentales de la franquicia (inversión, cánones, dimensión del local, duración del contrato, etc.).
– Condiciones contractuales relevantes.
– Perfil del franquiciado y su papel en el negocio.
– Formulario de selección.

El candidato ha de entender que la mera recepción de información no compromete a nada. Por lo tanto, éste puede preguntar tantas veces desee sin temer adquirir un compromiso con la central.

Durante todo el proceso, ha de ser el futuro franquiciado el que marque los plazos de cada uno de los pasos. Eso sí, no es recomendable alargarlo en exceso, ya que el candidato puede encontrar su plaza ya cubierta.

Información extraída de La franquicia paso a paso,
de Santiago Barbadillo de María 

Próxima entrega: Formulario de selección

Anuncios