Quiero ser franquiciado (IV)

Contacto con el franquiciador. El primer paso

Actualmente, la primera toma de contacto con el franquiciador se realiza a través de 2 soportes: Internet y el teléfono.

En el primer caso, el candidato puede escribir un correo electrónico a la dirección genérica que suele aparecer en la página web. Este paso no es aconsejable, ya que la petición de información puede caer en saco roto.

Es preferible rellenar los campos que aparecen en portales especializados, como quefranquicia.com, ya que estos datos llegan directamente al departamento de Expansión de las marcas, cuyos responsables se ponen en contacto con los candidatos.

El teléfono, aunque más tradicional, también aporta información al instante. Uno de los inconvenientes de este método de obtención de datos es que la inmediatez puede acarrear conversaciones vacías de significado.

Independientemente de la forma en la que se consiguen los datos básicos de una franquicia, la central nunca debe agobiar al candidato. Éste ha de sentirse cómodo en las conversaciones con los franquiciadores, quienes no le pedirán excesivos datos personales. Preguntar por las motivaciones para ser asociado o en la experiencia previa en el sector son algunas de las preguntas que han de surgir durante la conversación.

El objetivo de este primer contacto es atraer al candidato, de tal manera que sea él quien muestre su deseo de seguir las conversaciones, no que se sienta obligado a hacerlo.

 Información extraída de La franquicia paso a paso,
de Santiago Barbadillo de María 

 Próxima entrega: Contacto con el franquiciador. Dossier de presentación