El royalty en franquicia

El royalty es aquel pago que los franquiciados realizan a las centrales en concepto de mantenimiento de la red, ya hablemos de gastos de publicidad, de formación o de I+D.

Muchas franquicias han optado por suprimir este importe. Entre las razones que pueden llevar a tomar esta decisión, encontramos 2 principales:

–          No se trata de una franquicia al uso, sino más bien una asociación. En estos casos, es común que se compartan proveedores pero que el establecimiento conserve su nombre propio junto al logo de la enseña.

–          La central, a la que compran los franquiciados, incrementa el precio de la mercancía en concepto de servicios prestados.

A estos pagos se une el hecho de que las enseñas determinen los proveedores. Uno de nuestros lectores nos pregunta si se trata de una práctica normal. Más bien, es un deber de la red, ya que el éxito de las franquicias reside en la homogeneización de los establecimientos, tanto en productos como en gestión, y en el ahorro que supone adquirir artículos a gran escala.

Por tanto, se recomienda a aquellos que estén a punto de franquciar que apuesten por aquellas marcas que exigen la compra a unos proveedores determinados, siempre y cuando cumplan con unos requisitos mínimos de calidad.

María Gallego

La franquicia, una gran oportunidad de negocio y liderazgo para la mujer emprendedora

La AEF explica porqué este modelo de negocio resulta idóneo para las mujeres.

El techo de cristal, o el espacio invisible que a las mujeres se les resiste para ascender en su carrera laboral, parece que en la franquicia desaparece. Y es que mientras en el mundo empresarial y según datos del INE sobre el primer trimestre de 2009, el número de mujeres empresarias sólo asciende al 27,6% -frente al 72,3% de los hombres-, no ocurre igual en las enseñas. Así lo cree la Asociación Española de Franquiciadores (AEF), para quien uno de los modelos de negocio menos arriesgados y por el que más está apostando la mujer es éste.. “Aunque todavía queda mucho camino por recorrer, es verdad que la presencia de mujeres al frente de una franquicia o en puestos directivos y de decisión es importante”, explica Xavier Vallhonrat, su Presidente.

Y es que la muestra de los casos en los que las mujeres emprendedoras han alcanzado el éxito al frente de una enseña, es tal y como asegura Vallhonrat, cada vez más larga: “Hay muchos ejemplos de mujeres de éxito en la franquicia: Inmaculada Almeida con Almeida Viajes, María Zamácola con Neck&Neck, Patricia Abril con McDonald’s, Rosa Clará con sus tiendas homónimas… y así podríamos mencionar muchas más. Las emprendedoras pueden llegar a alcanzar tanto o más éxito que los hombres, sólo que todavía están en un momento de crecimiento y expansión, pero es un ámbito en el que la mujer se desarrollará con grandes posibilidades de futuro”

Además, desde la AEF, consideran la franquicia como una gran oportunidad de negocio para la mujer emprendedora, “debido a que las mujeres suelen desarrollar grandes capacidades para las relaciones humanas, basadas en la comunicación y la búsqueda de consenso, cualidades que coinciden exactamente con aquellas que debe mostrar la persona que esté al frente de una franquicia”, añade Eduardo Abadía, Gerente de la AEF.

La capacidad de liderazgo y dirección de la mujer se pone de manifiesto sobremanera en el caso de la gestión de una franquicia, según palabras de Abadía: “Las mujeres en general destacan por su inteligencia emocional, el trato personalizado y el conocimiento y respeto a las personas que se encuentran bajo su dirección. Al gestionar un negocio propio se implican mucho más y consiguen grandes logros en lo que se proponen. En el ámbito de la franquicia no podían ser menos y así lo están demostrando continuamente. Saben que además de gestionar su propio negocio, de ellas depende en gran parte el éxito de sus franquiciados y eso las hace asumir todavía más responsabilidad y dedicación al negocio. Además tienden a su vez a franquiciar a otras mujeres, sobre todo en sectores como la estética o la infancia, con lo que el círculo se agranda cada vez más”

Así mismo la Asociación cree que no se trata únicamente de que el modelo de la franquicia triunfe y sea adecuado para la mujer como directiva, si no de que son muchas las franquicias ya existentes que prefieren a ésta para continuar con su expansión. “Muchos negocios están más orientados a la mujer y esto hace que desde la gerencia de la enseña, se busquen más mujeres que quieran convertirse en franquiciadas para seguir desarrollando el negocio. En estos casos suele ser el hombre el que queda relegado a un segundo plano”, recalca Abadía.

Otra de las claves por las que desde la AEF consideran que también la franquicia es un negocio idóneo para la mujer como franquiciada es por el hecho corroborado y constatado de su éxito. “Al tratarse de un modelo cuya viabilidad está probada, parte del trabajo viene ya hecho y pueden conseguir tanto formación como apoyo para el desarrollo del mismo, resulta muy adecuado para las emprendedoras, no sólo en sectores de clara presencia femenina, como la cosmética o la infancia, sino también en otros sectores en los que están penetrando las mujeres de forma decidida”, añade Vallhonrat.

Por todo ello la AEF está segura de que en los próximos años cada vez serán más las mujeres que se animen a probar la oportunidad de crear una enseña o de convertirse en franquiciada de una ya existente.:“Estamos convencidos de que crecerá el número de féminas que se plantearán esta posibilidad de negocio como una forma de autoemplearse o de tener resuelta su carrera profesional”, concluyen.

http://www.acceso.com/

Respondiendo a mil y una preguntas (IV)

Por canon, entendemos 2 conceptos: el derecho de entrada o los pagos periódicos.

En el primer lugar, se entiende por canon la cifra que se aporta al inicio de la actividad y que sirve, únicamente, para formar parte de la enseña. Con ello, se paga parte del know-how que se va a recibir de la central franquiciadora.

En segundo lugar, tenemos los cánones, entendidos como los ingresos periódicos que las centrales obtienen de sus franquiciados. Estos pueden tratarse de importes fijos o porcentajes sobre compras o ventas.

Es prácticamente imposible encontrar una franquicia que no cobre esto al franquiciado, ya que de ahí sale el dinero necesario para el pago a proveedores, desarrollo de la marca, actividades de publicidad y marketing, así como la financiación del crecimiento de la empresa.

Por tanto, se hace necesario el pago de dichos cánones, ya que favorecen no sólo al franquiciador sino también al asociado.

De otra manera, las centrales cobrarían derechos de entrada mucho más elevados que irían a pagar los costes antes mencionados.

María Gallego

Respondiendo a mil y una preguntas (II)

Para ser masterfranquiciado se sigue el mismo proceso que para ser franquiciado pero multiplicado por 10, ya que la inversión que el asociado se juega es mucho mayor.

La masterfranquicia cede un territorio extenso, generalmente un país, a un único asociado, encargado de la expansión en dicha zona. El franquiciado ha de contemplar una serie de cuestiones antes de firmar el contrato:

–          La experiencia de la firma en su país y en el resto del mundo.

–          El testimonio de los masterfranquiciados de otros Estados.

–          El compromiso que adquiere el asociado en cuanto a producción y crecimiento de la firma en su país de exclusividad.

–          La apuesta de la marca por el territorio master. Es importante comprobar que la firma verdaderamente busca el crecimiento en la zona, que no es de segunda fila.

Los costes económicos de mantener este tipo de concesión pueden ser muy elevados, sobre todo si la expansión en franquicia tarda en producirse. Por tanto, el asociado debe estar en disposición de suficiente liquidez para aguantar al menos un año con una o 2 franquicias.

A la hora de decidir ser masterfranquiciado, lo mejor es acudir a una consultoría especializada, ya que puede ser muy peligroso dar con una marca fraudulenta. Sería un fracaso a gran escala.

María Gallego

Respondiendo mil y una preguntas

Como bien explica nuestro post del pasado 22 de junio, en Quefranquiciadoblog hemos estados recopilando dudas de los candidatos que buscan franquicia. A continuación, resolvemos las 3 primeras y esperamos que, en las próximas semanas, sean muchos más los que se animen a participar.

¿Tiene la franquicia ventajas concretas que puedan ser útiles en un momento de crisis como el actual?

Buena pregunta, Jorgelina. Pues sí, la franquicia tiene ventajas sobre el resto de sistemas que actualmente operan en el mercado. La más importante es la disminución del riesgo de fracaso del franquiciado, gracias al saber hacer que la central cede al asociado.

Este respaldo también es perceptible en épocas de crisis, donde es el franquiciador el que aporta no sólo experiencia sino capacidad de comunicación global. Por tanto, la franquicia es un buen mecanismo para entrar en un sector con un riesgo reducido.

Ante un contrato de franquicia de 5 años, ¿se puede romper la relación antes de tiempo? ¿Qué pasaría si el negocio va mal? ¿Sería necesario acudir a los tribunales?

En cualquier contrato de franquicia existe un apartado dedicado exclusivamente a la  rescisión del acuerdo. Por tanto, en él se incluyen todas las posibilidades, incluido el incumplimiento por alguna de las partes.

No hay que confundir, no obstante, el establecimiento de una serie de normas para el franquiciador y el franquiciado con el aseguramiento de unos beneficios mínimos para este último. Si el negocio no funciona correctamente, la central se puede comprometer, por contrato, a realizar una serie de medidas que aumenten los ingresos de la red.

En el caso en el que una de las partes no cumple con lo establecido por contrato, en el mismo se incluyen las multas a pagar y el tribunal competente para la resolución del desacuerdo.

¿Hasta qué punto es cierto eso de “apoyo continuo al franquiciado”? ¿Qué franquicias son las que más se preocupan por sus franquiciados?

Esta pregunta no tiene una única respuesta. El apoyo continuo al franquiciado debe ser una máxima dentro de la estrategia de crecimiento de una enseña. No sólo de cara al exterior (sirve para que más asociados se afilien a la red), sino también para mantener contentos a los que ya forman parte de la compañía y que esto se refleje en los resultados.

Para saber hasta dónde llega esa ayuda al franquiciado, el candidato tiene 2 vías:

–          Buscar en Internet, prensa especializada, etc. noticias relacionadas con reuniones de los franquiciados de la red. Es importante que haya convenciones anuales y conocer qué asuntos se tratan en ellas.

–          Hablar con un integrante de la cadena. Los franquiciados son los únicos que realmente pueden definir la formación y apoyo recibidos como suficiente o sobresaliente.

Blog Que Franquiciado –  Barbadillo Asociados

¿Cuánto dinero hace falta para hacerte millonario con un McDonald´s o un Burger King?

Muchas personas que pierden el empleo se plantean crear su propio negocio. La restauración es uno de los sectores más comunes. Abrir un restaurante de la mayor cadena de comida rápida, McDonalds, o de Burguer King, garantiza un éxito total. En tiempos de crisis la actividad de sus restaurantes no sólo se ha mantenido sino que ha logrado crecer. Pero montarlo no está al alcance de todos.

McDonald´s anunció que las ventas comparables de sus establecimientos durante el mes de mayo se incrementaron un 5,1% y un 5% en términos interanuales. Por regiones, Europa fue donde mayor aumentaron las ventas comparables, con un incremento del 7,6% mensual, seguido de Asia Pacífico, Oriente Próximo y África (6,45) y Estados Unidos (2,8%). Unas cifras muy destacables en los timpos actuales de contracción del consumo.

Lo cierto es que la crisis económica les ha hecho un gran favor. Ambas compañías han visto como sus ventas crecían porque muchos clientes que antes iban a restaurantes más caros ahora van más a los de comida rápida.De hecho, McDonald’s España tiene previsto invertir 135 millones de euros en la apertura de unos 70 nuevos locales durante los próximos tres años, hasta alcanzar una red de 455 hamburgueserías.

Pero ¿qué hay que hacer para llegar a ser un franquiciado de la candena de comida rápida? En primer lugar, todo candidato debe de pasar un periodo de formación, que dura aproximadamente 12 meses en el caso de la cadena del payaso Ronald, de seis meses para Burguer King y para las franquicias pertecencientes a ‘The Eat Out Group’ (Pans & Company, Bocatta, Fresh & Ready, Pastafiore, Fresc Co, Caffè di Fiore, Loja das Sopas y la Dehesa Santamaria). La mayor parte del curso se desarrolla en los restaurantes. Aunque McDonald´s no reembolsa los gastos ni el tiempo que el franquiciado dedica a su formación, sí paga los materiales así como los profesores y los entrenadores.

Aunque el negocio puede generar pingües beneficios, de entrada es necesario disponer de una gran liquidez. En el caso de Burguer King, y según informa su página web, la inversión puede rondar entre los 360.000 euros y el 1,7 millón, dependiendo del local. Además, el franquiciado tiene que abonar un canon de entrada, los royalties y una contribución al fondo de marketing de forma mensual.

En el caso de McDonald´s, el candidato también tendrá que tener un buen colchón financiero ya que para montar una franquicia se necesitan de 450.000 a 540.000 euros de inversión total. De esta cantidad, se exige que, como mínimo, un 30%, más los derechos de franquicia y el depósito de garantía, es decir, 200.000 euros más proceda de fondos propios y no tienen que tener ningún tipo de carga financiera.

Si este nivel de desembolso le ha parecido demasiado alto y decide optar por otros restaurantes de comida rápida no espere que sean más asequibles. Así, la concesión de la franquicia de un Pans & Company es por 10 años. De entrada, se le exige un canon de 35.000 euros y un 5% mensual sobre ventas netas como royalty. A este tipo de gastos hay que sumar otro 5% mensual sobre las ventas netas como canon de publicidad. Es decir, la inversión aproximada se va a los 300.000 euros.

La cadena de comida sana ‘Fres Co’ tambien requiere un fuerte desembolso. Además, de una entrada de 36.000 euros, hay que aportar 4.500 euros al mes en conceptos de royalty y de 2.000 euros, en publicidad. La inversión puede rondar los 500.000 euros. Ambos pertenecen al grupo The Eat Out Group, propiedad de la familia Carulla, uno de los principales grupos de restauración moderna de Europa, operando en 5 países, con 10 marcas y una red de 550 restaurantes en los que, unos 85 millones de consumidores, circulan anualmente por sus establecimientos.

El negocio de las pizzas sale algo más barato que el de las hamburguesas y el de los bocadillos. Para montar una franquicia de Telepizza la inversión ronda los 180.000 euros. El cánon de entrada depende del tipo de población, mientras que se cobra un 5% de las ventas al mes en concepto de royalty y un 3% en concepto de cuota de publicidad.

Muchas de las compañías ofrecen al franquiciado un plan de viabilidad en el que se recogen varios escenarios posibles: optimista, pesimista y realista. En este último, es necesario vender 179 menús al día de bocadillos de Pans & Company para obtener unos beneficios de 50.000 euros al año, con lo cual, la inversión, de 300.000 euros, se rentabilizaría al cabo de seis años.

Es decir, para hacerse millonario vendiendo Whoppers, Big Mac o bocatas hay que tener un buen colchón para echar a andar y luego vender mucho.

 Fuente: CRISTINA CASILLAS – www.finanzas.com

Quiero ser franquiciado (XXII)

Disponibilidad de la base documental adecuada

Aunque con un título un tanto abstracto, lo cierto es que apartado hace referencia a la transmisión del saber-hacer de la compañía. Para ello, lo normal es que la central disponga de manuales operativos, con el fin de dar las pautas necesarias para mantener la homogeneidad en toda la red.

La no existencia de esta documentación muestra la falta de experiencia y de profesionalidad de la red.

El candidato, ya casi franquiciado, puede pedir ver estos informes. No obstante, dado que se trata de información confidencial de la enseña, no le estará permitido copiar o publicarla.

Como no hay franquicia sin contrato, el futuro asociado podrá conocer el contenido del mismo. Ya con la copia modelo, es recomendable que el candidato acuda a expertos para su estudio. Esto es, consultores de franquicias o abogados familiarizados con el sistema.

Para que sirva de guía, copiamos a continuación, del libro La franquicia paso a paso, los documentos que, según el Real Decreto 2.428/1998, el franquiciador ha de entregar al franquiciado:

–          Datos de identificación del franquiciador: razón social, domicilio social y datos de inscripción en el Registro de Franquiciadores.

–          Certificación acreditativa del uso de la marca.

–          Descripción general del sector de actividad objeto del negocio.

–          Experiencia de la empresa franquiciadora: datos de creación, etapas de la evolución, etc.

–          Contenido y características de la franquicia y de su explotación. En este apartado se incluyen las características que hacen de la franquicia un concepto único, la estimación de la inversión necesaria para formar parte de la red y la asistencia que otorga la central al asociado.

–          Estructura y extensión de la red en España. Esto se puede comprobar en el Registro de Franquiciadores del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio (http://www.mcx.es/Franquicias/principal.asp), donde se ofrece una completa lista de todas las marcas que se han dado de alta como centrales de franquicia.

–          Elementos esenciales del acuerdo de franquicia, que recoge los derechos y obligaciones de ambas partes.

Con estos últimos apuntes, el candidato ya dispondrá de toda la información necesaria para realizar la última acción, la firma.

Queda así concluida la serie Quiero ser franquiciado. Esperamos que estos artículos hayan sido de ayuda para todos aquellos que anden perdidos en el complejo proceso de asociación.

Información extraída de La franquicia paso a paso,
de Santiago Barbadillo de María