La feria del franquiciado (I)

A pesar de la poca presencia que se espera en los próximos eventos de franquicia en este año, lo cierto es que las ferias siguen siendo una buena oportunidad para los franquiciados por 2 razones:

– Éstos pueden conocer el panorama actual de la franquicia –tanto las enseñas de capa caída como las que mejores perspectivas de futuro presentan–.

– Los interesados en franquiciar una marca en concreto pueden resolver todas sus dudas directamente con el franquiciador y, lo que es más, ampliar la información obtenida a través de otros canales –Internet, conversaciones con consultoría, dossieres, etc.–.

quefranquicia118x100Así, las ferias son una buena oportunidad para los futuros franquiciados. La próxima, Expofranquicia, ha desarrollado una serie de ventajas para los visitantes que la convierten en una cita imprescindible.

Aquellas personas interesadas en asistir pueden darse de alta en Punto de Encuentro. Se trata de un foro en el que pueden contactar candidatos y franquiciadores. En él, se intercambia información y, lo más importante, se concertan citas en la feria.

Todos aquellos que se registren antes del 22 de abril recibirán una entrada gratuita para el evento, que se celebrará del 7 al 9 de mayo. Los más reticentes a participar en las nuevas plataformas planteadas desde la organización pueden elegir la opción 50%, que reduce en la mitad el precio del acceso al evento, por lo que el visitante tan sólo tendrá que abonar 5 euros más 0,60 de gestión.

No obstante, lo principal no es la entrada, sino asentar los objetivos que se persiguen con la asistencia a la feria. Así, es aconsejable que el visitante realice una lista con las firmas que más le atraen, en la que se incluyan aspectos primordiales: número de franquicias que posee, inversión, éxito cosechado, años en funcionamiento y adecuación del modelo de negocio a las perspectivas del interesado.

Para la elaboración de este “ranking”, el posible asociado ha debido contactar previamente con las enseñas, con el fin de hacerse con los dossieres de presentación de las mismas.

Sería interesante que el candidato obtuviera un plano con los expositores y los stands que ocuparán en el encuentro. Una vez conseguido esto, se debe delimitar una ruta en la que se incluyan los puntos calientes, es decir, el lugar en el que se ubican las marcas más interesantes y que más se ajustan a los deseos del futuro franquiciado.

María Gallego